lunes, 12 de abril de 2010

Mascaradas

Ceremonia, fiesta, escondite, misterio... todas estas escenas pueden tener un denominador común, la máscara



Originario de ritos ancestrales, este abalorio ha tenido una amplia variedad de usos y formas, la más enigmática: velar el rostro de quién la lleva



Ideal para mutar de personalidad con nocturnidad, símbolo de guerreros tribales o verdaderas obras arquitectónicas, actualmente las máscaras han sido relegadas a un uso casi testimonial en fiestas carnavalescas o cinematográficas





El diseñador ruso Aleksei Gabilo, las actualiza y recupera como joya



¿Espectacular? ¿Horrendo? ¿Última frivolidad fashionista?





A mi sinceramente me desconcierta...


Fotos vía web Aleksei Gabilo, Lena Tereshkova, Jean Luc Française

7 comentarios:

RECIEN LLEGADA dijo...

Me encantan ¡
Y no creo que los antifaces sirvan para esconderse,normalmente se te ve mas cuando llevas uno puesto¡ y siempre puedes levantarlo y volver a la realidad.
Beso fuerte.
DELIA

saposkat dijo...

Me ha faltado alguna referencia al sado, jejeje

Cool Life dijo...

Me gustan más los antifaces, sobre todo ese de encaje que lleva Audrey.
La máscara-joya no creo que favorezca mucho.

Besos :)

Romantic Drama Queen dijo...

hombre, los antifaces estan bien para disfrazarse, fiestas, desfiles, fotos pero a mi no me parece q favorezcan nada y menos esos de joyas...son preciosos de ver pero nada mas

www.sexyinthecity.es dijo...

Me quedo igual que tú, desconcertada...la verdad es que son maravillosas, de una belleza extraordinaria, aunque supongo que no van más allá de un complemento de pasarela...
Un besazo!

lujosabarcelona dijo...

Hola guapa!
Cómo estás?
Yo intentando volver a la vida normal después de estreses y enfermedades varios...
A mi las máscaras ´me parecen fascinantes pero no como tendencia en moda, ahí no las veo, es todo un arte, y pueden lucir en editos pero su salto a la calle lo veo absurdo...
Bsos!

La Ratita dijo...

Las máscaras me dan claustrofobia, no puedo con ellas.
Aún así, reconozco que el velo de misterio siempre es intesante.